>
Edición 3


El recurso humano, un aliado para su crecimiento



Transformar un negocio en una empresa exige más que actualizaciones tecnológicas, estandarización de procesos y la financiación para desarrollar proyectos; exige un equipo de personas bien seleccionado, motivado y con una proyección de crecimiento a mediano o largo plazo.

Este talento humano es el verdadero factor diferenciador entre dos empresas que compiten frente a frente. Sin embargo después de hablar con innumerables profesionales del sector; tanto en peluquerías, salones de belleza, centros de estéticas y spas, hemos evidenciado una realidad, que no es exclusiva del gremio, pero que sin duda genera un fuerte impacto en él: la alta rotación del personal.

Muchas de las personas con las que hemos hablado insisten en que este problema con el equipo de trabajo se origina porque los empleados o colaboradores de los establecimientos no se comprometen realmente con la empresa o con la marca; pero si analizamos la situación desde la perspectiva de nuestros colaboradores es fácil entender que muchos de ellos se ven como independientes, más que como profesionales dentro de un equipo de trabajo. Una gran falencia teniendo en cuenta que una empresa funciona como una máquina en la que un engranaje perfecto (productos, procesos y personas), trabajan juntas en pro del éxito.

Usted como dueño de una empresa, o como una pieza determinante en esta, tiene que desarrollar un plan de actividades para que su equipo de trabajo se comprometa y así generar el sentido de pertenencia que usted y sus clientes necesitan. Habrá quienes sean receptivos ante este plan, que se sientan a gusto con la personalidad de su empresa y empiecen a jugar en equipo; y habrá quienes no encuentren un espacio para ellos dentro de la nueva estructura y que tengan que buscar una nueva empresa en la que compartan las reglas de juego.

Por algo la frase “La única constante en la vida es el cambio”.Finalmente recuerde que en muchos casos, por más de que usted sea la marca, el imán que atrae a los clientes y quién hace un esfuerzo comercial importante, es su equipo de trabajo quién tiene el mayor contacto con ellos; y que para conservarlos también tendrá que conservar a sus colaboradores. De lo contrario usted corre el riesgo de perder una pieza valiosa de su empresa de la mano de un buen cliente.


TODAS LAS EDICIONES >


Síganos en:

 

Conozca nuestra ultima edición

Buscador de Noticias