>

Adriano Nepa y la conquista de la alta peluquería.

Desde hace quince años Nepa es creativo de la casa L'oreal, trabajó en el desarrollo de varios productos de la línea Kerastase, se capacitó en Europa y regresó a Latinoamérica para iniciar su propio salón de belleza en Bogotá y Caracas: "Me quedé en Colombia porque aún ésta todo por hacer, siempre tuve la idea de vivir aquí y me encontré un lugar agradable con muchas oportunidades"


Anthony Mascolo, Angelo Seminara y Jean-Luc Minetti son algunos de los estilistas que más admira Adriano Nepa y que toma como modelos a seguir para asegurar el éxito de sus proyectos. De ellos tomó la creatividad y la innovación como ingredientes principales para agregarle a su estilo y a su exclusivo modelo de negocios.

Desde hace quince años Nepa es creativo de la casa L'oreal, trabajó en el desarrollo de varios productos de la línea Kerastase, se capacitó en Europa y regresó a Latinoamérica para iniciar su propio salón de belleza en Bogotá y Caracas: "Me quedé en Colombia porque aún ésta todo por hacer, siempre tuve la idea de vivir aquí y me encontré un lugar agradable con muchas oportunidades"

Incursionando en los centros comerciales Incursionando en los centros comerciales

Adriano vio en Colombia la oportunidad perfecta para iniciar su propio proyecto "En Europa ya está hecho todo, aquí hay muchas cosas por hacer" Así fue como apareció la idea de abrir su primer local en el Centro Comercial Santa Ana en el norte de Bogotá, una idea que apenas estaba en planos de construcción.

"Aquí en Colombia no existe la cultura de las peluquerías en los grandes centros comerciales, porque tristemente ha sido un gremio muy desprestigiado" Al afirmar esto, Adriano se refiere al hecho de que la peluquería no es considerada una carrera académica, por ese motivo cuando se reunió por primera vez con los dueños del proyecto le dijeron rotundamente que no, pero Adriano no desistió.

Posteriormente el Presidente de Carrefour Colombia sugirió la incorporación de un salón al centro comercial y llamó al presidente de L'oreal en el país, para preguntar por la persona más adecuada para su proyecto. Gracias a su larga formación y experiencia, la primera persona que tuvieron en cuenta fue Adriano.

Nepa presentó nuevamente el proyecto al centro comercial y ellos no lograron resistirse a su idea "Lo que me recomendaron fue que hiciera un salón más grande al que yo propuse; el que tenemos actualmente es de 15 m2 más y 8 metros de vitrinas"

Adriano Nepa Peluquerías abrió sus puertas en dos meses, tiempo récord, y fue el quinto local en inaugurarse en el Centro Comercial Santa Ana "Fue difícil porque todavía no había un alto tráfico y la gente relacionaba el centro comercial con el Carrefour de Santa Ana y no reconocían el resto de locales. Poco a poco fuimos ganando clientes y haciendo un poco de publicidad, gracias al boca a boca, hoy tenemos personas que nos acompañan desde entonces"

Para Adriano a pesar de que el costo de un salón es bastante más alto que el de un local a la calle, la inversión se ha visto recompensada "Le doy mucha importancia a la vitrina, es la oportunidad de que la gente vea lo que ocurre dentro del local, esa ha sido nuestra tarjeta de presentación. La gente pasa, mira, entra, pregunta, viene el mismo día o viene otro día"



Cómo posicionar un servicio premium

Lograr posicionarse en un centro comercial no es fácil, la clave está en ofrecer un servicio exclusivo que no se encuentra normalmente en la calle "Tradicionalmente hemos tenido salones exclusivos, y no por hacernos exquisitos, sino porque nuestro estilo de trabajo es mucho más dedicado, delicado e innovador, por eso buscamos poder contar con más tiempo para atender a nuestros clientes y poderles dar los mejores productos y servicios"

"Nosotros nos enfocamos en poder dedicarle más tiempo a nuestros clientes y darles una mejor calidad de trabajo. Obviamente estas personas también tienen el tiempo para dedicarse a su imagen, muchos no tienen un horario estricto de trabajo y por eso son más exclusivos" Por lo tanto el servicio tiene un costo que sus clientes están dispuestos a pagar, un costo que otro tipo de público no aceptaría, porque buscan algo más rápido y sencillo.



El servicio premium que se ofrece en este tipo de peluquerías requiere mayor inversión, tanto en capacitación de los empleados como en los equipos y productos que se ofrecen "Los productos que usamos son de máxima calidad y los equipos son con tecnología de punta, eso nos permite garantizar el mejor resultado posible a nuestros clientes. Estos productos obviamente son más costosos pero el resultado que ofrecen es sencillamente excelente"

Así mismo, hay un gran esfuerzo por parte del equipo del trabajo en satisfacer las necesidades del cliente; sin duda alguna, el secreto está en personalizar la atención: "creamos bases de datos y es obligatorio para cada uno de los colaboradores saber quiénes son los clientes y conocer sus datos básicos, a qué se dedican y si viven alrededor" "En peluquería es fundamental que la gente sepa que es alguien, que se sienta consentido así haya venido una o mil veces" afirma Adriano.

El esmero en la selección determina la calidad

Nepa es muy cuidadoso en la selección de su personal, para nadie es un secreto que tener colaboradores inestables genera muchos malestares en la calidad del servicio, ya sea por la alta rotación, la falta de compromiso, entre otros factores.

Él es enfático en que las personas de su equipo de trabajo no son cualquier tipo de persona y que afortunadamente el mismo grupo es el encargado de ejercer el nivel de exigencia en el trabajo: "Para pertenecer a este equipo hay que querer pertenecer a este grupo selecto y querer estar al nivel de sus compañeros, eso implica mucho esfuerzo a nivel de estudio, de aprendizaje, de entrenamiento, todo la capacitación se la damos nosotros acá"

Adriano sabe que la gente joven es un gran potencial para su salón, porque en cierto modo son más fáciles de enseñar, capacitar y moldear al estilo del trabajo "Algunos llegaron por recomendación, otros por avisos del periódico, pero todos cumplen con un perfil especial, me interesan las personas estables, gente joven, dinámica, que quiere aprender, surgir y superarse, ese es el perfil que yo necesito"

Actualmente todos su colaboradores están vinculados por contratos de prestación de servicios, porque, según él mismo, la contratación por nómina fija es una forma de limitar el desempeño de los colaboradores a su sueldo: "pago buenos porcentajes, entonces las personas que desean tener mejores ingresos deben esforzarse más, eso hace la gente más ambiciosa y aspiracional, tienen que aprender más para poder ofrecerle más a sus clientes y tener más trabajo"



Manejando varias sedes

Actualmente Adriano se encarga de manejar personalmente sus dos salones en Bogotá, el primero en el Centro Comercial Santa Ana y el segundo en la calle 114 con 19. También viaja cada dos meses a Venezuela para atender los asuntos del salón original de su padre, Adriano Nepa, el resto del tiempo vive en Bogotá y divide su semana entre las dos sedes del salón. Para lograr mantener su marca, que es su nombre, y la calidad de sus servicios intactos, Adriano maneja varios temas por su cuenta y en otros los delega con sumo cuidado "Superviso y formo mi equipo personalmente, practican las mismas técnicas, etc"

Otro de los temas al que presta atención es al de conocer a todos sus clientes y trasmitirles ese interes a sus empleados "tengo personal que está trabajando conmigo desde hace años y normalmente los clientes toman un nivel de confianza con ellos"

Internamente, Adriano divide a sus estilistas en categorías, los Senior que son sus estilistas de más larga preparación, son capaces de presentarse en un show en tarima y hacer recomendaciones sobre la imagen de los clientes "Muchos de ellos son directores de arte e incluso colaboran en la formación del resto de equipo". Edwin Lozano y Jorge Rojas son dos de sus estilistas Senior que se han convertido en mano derecha de la peluquería.

Luego están los Junior que son estilistas con un buen nivel de capacitación pero aún no son expertos y están en el proceso de formación, a ellos le siguen los Coloristas que hacen los tintes pero aún están aprendiendo a cortar y finalmente los Auxiliares que colaboran con los tratamientos capilares y ayudan al funcionamiento general del salón.

Esa organización clara y su modelo de servicio es la que le ha abrierto a Adriano Peluquería un espacio en la alta peluquería del país, según él el mejor consejo que le dieron fue: "Entrena a tu equipo a tu imagen y semejanza y deja que cada uno de ellos ponga su firma personal en cada trabajo"


TODAS LAS EDICIONES >


Síganos en:

 

Conozca nuestra ultima edición

Buscador de Noticias